La Gran Evasión

La Gran Evasión

jueves, 5 de enero de 2017

118 - La Quimera del Oro 1925























Chaplin recuperó su mítico Charlot para La quimera del oro, su segundo largometraje. El gran cómico inglés supo expresar mejor que nadie la dignidad del pobre que camina con la cabeza alta y una bota hecha de remiendos. En plena fiebre del oro de 1898, una hilera de almas desesperadas en busca de fortuna resiste el frío de las montañas de Alaska, sube el paso de Chilkoot. A las primeras de cambio cambia el plano y el eterno vagabundo hunde su bastón en la nieve, con un oso comiéndole los talones, después encontrará una cabaña donde refugiarse de la ventisca. La quimera de una fortuna díscola y la aventura de un hombrecillo tan pobre como honesto, tan ingenuo como pícaro, con un optimismo vital con el que conectamos desde sus primeros cortos. El señor del bombín combate el hambre con una bota hervida, enfrenta el frío de Alaska con chaquetilla corta, mantita y corbata, y por supuesto se enamora de esa preciosa chica del salón, el refugio de sueños y desilusiones donde Georgia parece darle la bienvenida con un gesto encantador. En la Nochevieja prepara la mesa con mimo y cuidado, no quiere que Georgia se lleve una mala impresión, mientras en la fiesta cercana ella baila y ríe entre la muchedumbre, ha olvidado la cita. El genio espanta el drama con la risa, calma la sed con carámbanos derretidos, aplaca el hambre con unas judías servidas por un vecino comprensivo, convence a su famélico compañero Big Jim de que no es una gallina gigante.  El destino se pondrá de su parte, al fin todas las desventuras habrán servido de algo y el amor triunfará, quizá demasiado parecido todo a la vida de aquel joven procedente del music-hall y vodevil que se fue a hacer las Américas con veintiún años.

Raúl Gallego.

Esta noche en Radiopolis bailamos la danza de los panecillos a la luz de una vela...

Raúl Gallego, Gervi Navío y nuestro crítico de cine César Bardés.


DALE AL PLAY Y ESCUCHA EL PROGRAMA




2 comentarios:

  1. Fantástico programa, un auténtico genio el gran Chaplin, que razón tenéis, hacer reir y llorar al momento está al alcance de muy pocos, gracias.

    ResponderEliminar
  2. Pasamos un buen rato rememorando las hazañas del pequeño gran hombre en las nieves de Alaska, salud y cine.

    ResponderEliminar