La Gran Evasión

La Gran Evasión

jueves, 20 de octubre de 2016

107 - Sospecha 1941




Una distinguida chica de provincias lee el periódico en un vagón de primera clase, al mirar más allá de sus gafas de cerca le llama la atención un hombre trajeado que no lleva dinero para pagar el billete. Lina ha dejado pasar ya muchos trenes, de primera, de segunda, hasta de tercera clase. Aburrida de comer con sus padres, de asistir a cacerías, clubes de hípica y misas de domingo. Ese John Aysgarth tan apuesto, algo canalla, se ha fijado en ella y no lo dejará escapar. Tras la boda llegan los telegramas, las facturas, los acreedores. Las deudas dan paso a la sospecha mayor, al miedo más inesperado.
El paso de ser un sinvergüenza a un asesino puede ser tan fácil como deslizar el cuchillo en un ave asada y abrirla en canal. Vivir entre la neurosis y el amor más ciego no es plato de buen gusto, ni siquiera con un vaso de leche para ayudar a digerirlo. Las evidencias y la intuición dan paso a la suspicacia más mortífera, a la duda más obsesiva. Otro telegrama, la visita del inspector, la mala nueva del socio muerto en extrañas circunstancias... Buenas noches, carita de mono. La figura siniestra de Johnny se recorta en el umbral de la puerta,  lleva un brillante vaso de leche para su esposa.
Cary Grant otorgó su encanto personal y un toque perverso al protagonista masculino de Sospecha, y una luminosa Joan Fontaine se llevó el merecido Oscar a mejor actriz, usurpándolo a su rival y hermana Olivia de Havilland que optaba con la película "Si no amaneciera". Hitchcock comienza con un tono de comedia ligera a ritmo de vals, para ir dando paso a la duda  y la ambigüedad a medida que avanza la historia.

Raúl Gallego.
.
Esta noche jugamos al Scrabble en la mesa de Radiopolis y ganamos la partida con dos palabras:  "CINE" y "SUSPENSE".

José Miguel Moreno a la dirección, Mamen Torres, Raúl Gallego, Gervi Navío y nuestro crítico de cine desde Madrid, César Bardés.


 Artículo sobre Sospecha, por César Bardés




DALE AL PLAY Y ESCUCHA EL PROGRAMA



 

2 comentarios:

  1. Excelente coloquio, es que Hitchcock es grandioso, enhorabuena otra vez

    ResponderEliminar
  2. fue una distendida conversación nada sospechosa, repasamos las posibles motivaciones de dos personajes muy raritos, un posible asesino y una enamorada muy suspicaz....salud y cine

    ResponderEliminar