La Gran Evasión

La Gran Evasión

miércoles, 27 de mayo de 2015

38 - Plácido (Luis García Berlanga) 1961



















En la década de los sesenta, Luis García Berlanga se asocia por primera vez con el guionista Rafael Azcona para dar forma este triste retablo de la posguerra española, posteriormente vendrá "El Verdugo". . "Plácido" iba a llamarse en un principio "Siente un pobre a su mesa", pero la censura no lo permitió y le pusieron el nombre del protagonista. Cassen es Plácido Alonso, un pobre diablo obsesionado con pagar la letra de su motocarro, que vence el día de Nochebuena. Plácido se dirige presto al banco con su egoísta cuñado (Manuel Aleixandre) y Quintanilla (José Luis López Vázquez), el de la serrería.
Triste epopeya de una España pacata y gris, con un reparto inmejorable, integrado por intérpretes jovenes y conocidos por todos, ya tristemente desaparecidos. Los tres ya mencionados, una joven y guapa Amparo Soler Leal, un fantástico Luis Ciges que lo borda de pobre y se toma muy en serio ese dicho de cuando come el pobre, mejor reventar que sobre, un Antonio Ferrandis lujurioso y berlanguiano, una beata autocomplaciente Amelia de La Torre, Julia Caba Alba como la entrañable Concheta, Félix Fernández, el pobre de los Galán, Agustín González como Don Álvaro, José Gavilán, el dentista que fabrica prótesis dentales para su perro, y tantos otros.
Desde la platea contemplamos atónitos los planos secuencia que nos separan de los personajes, y la magnífica puesta en escena. El desfile felliniano de monjas, funcionarios, pobres, militares, beatas, folclóricas, y un banquero que sólo abre la puerta si los clientes quieren hacer un ingreso, y guarda un curioso parecido con el caudillo. Una crónica negra donde ricos y pobres hablan sin parar, y no se entienden, nunca el silencio fue tan bullicioso en esta farsa cruel, donde se entrelaza el esperpento valleinclanesco, el humor absurdo de Jardiel poncela y Miguel Mihura, y la picaresca canalla de Quevedo. Personajes grotescos que se mueven por las apariencias unos, y por la necesidad perentoria otros. Pobres de los pobres, si sólo pueden comer una vez al año, pensaba el maestro Berlanga. El ilustre valenciano de sonrisa mordaz nos pega en la cara con el egoísmo cerval y malicioso que ninguno ignoramos, nos refleja feos y casposos en los espejos cóncavos de los callejones de esta ciudad de provincias.

Raúl Gallego.

Nos sentamos alrededor de la mesa con los ojos clavados en el pavo, el salchichón, y los langostinos:

José Miguel Moreno a la dirección,  Raúl Gallego, Gervi Navío, Francisco Ortiz, y nuestro critico César Bardés.


Artículo sobre Plácido, por César Bardés



DALE AL PLAY Y ESCUCHA EL PROGRAMA








2 comentarios:

  1. "Vaya Fregao". Extraordinario documento de lo que fuimos y seguimos siendo.

    ResponderEliminar
  2. Disfrutamos mucho con el mundo de estos dos genios, Berlanga y Azcona. Gracias por escucharnos.

    ResponderEliminar