La Gran Evasión

La Gran Evasión

miércoles, 15 de abril de 2015

32 - American History X (Tony Kaye) 1998




Un brillante Edward Norton se dejó la piel en este film sobre el fanatismo y la semilla de maldad que un padre puede germinar en sus dos hijos, Derek (Norton) y Danny (un magnífico también Edward Furlong). Desde el arranque de la película, el estrafalario director Tony Kaye nos hace empatizar con un tipo de mentalidad neonazi, un joven que experimenta a lo largo del relato una transformación más radical que sus propias ideas. Tras asesinar a los dos afroamericanos Norton mira a la cámara, nos mira, una mirada que nos atraviesa con un atavismo estremecedor y hitleriano.
Su hermano pequeño Danny, para desgracia de su atormentada madre, admira a Derek. Parece seguir su estela de odio ciego. Será llamado al despacho del director del instituto, que le encarga escribir un trabajo llamado "American History X" sobre la historia de América, justo el día que Derek sale de la cárcel.  "El odio es un lastre", le espeta Derek en el reencuentro.  La cárcel puede ser un lugar donde vislumbrar la verdad. El compañero de trabajo en la lavandería, un buen tipo, hace sonreír al hombre solo y vulnerable en las largas jornadas de cautiverio.
El sonido de los disparos cercanos en el aula, el miedo al volver la cabeza para comprobar si van a por ti. No era necesaria esa violencia degenerada, y la reinserción no es fácil. Los ojos de tu hermano nunca comprendieron lo que hiciste aquella maldita noche, y el chasquido de los dientes sobre el asfalto no para de sonar.  El sufrimiento causado puede volverse contra uno mismo, y esa enorme cruz gamada no puede ocultarse bajo una simple camisa de algodón. 

Raúl Gallego.

A golpe de petaca, José Miguel Moreno, Gervi Navío, Fernando Gutiérrez, Raúl Gallego y nuestro crítico César Bardés se adentran en esta ciudad de California donde unos jóvenes destrozan sus vidas



Artículo sobre American History X por César Bardés



DALE AL PLAY Y ESCUCHA EL PROGRAMA



2 comentarios:

  1. Gran elección musical y buen coloquio. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. Gracias, algo metálica la música, agresiva como la película y el coloquio muy ameno. Salud y menos esvásticas.

    ResponderEliminar